Dejar la vivienda segura durante tu ausencia

Los fines de semana y los puentes suelen ser una ocasión perfecta para los robos, puesto que el 40% de los allanamientos en nuestros pisos por parte de los ladrones se producen durante los desplazamientos que realizamos de entre uno y tres días.

Por eso, desde la Unión Cerrajeros de Seguridad (UCES), la única federación a nivel estatal en España, siempre tratamos de poner a disposición de todos los ciudadanos una serie de recomendaciones para evitar en la medida de lo posible los robos en los domicilios. Algunos les parecerán excesivamente obvios, pero son precisamente sus olvidos los que más aprovechan los ladrones. Algunos de estos consejos nos pueden costar ‘cero euros’: ¿Por qué no nos aseguramos de cerrar la puerta siempre con doble vuelta, aunque sea por espacios breves de tiempo? Una puerta ‘simplemente’ cerrada supone una ocasión para una manipulación sencilla y de segundos de duración para los ladrones. Tenga en cuenta que la seguridad de una casa es el tiempo que le cuesta abrirla a usted… y a los demás.

Por supuesto siempre recomendamos no dejar las llaves escondidas en los alrededores de la vivienda, puesto que aunque uno no lo perciba, si su casa está en el objetivo de los ladrones, éstos llevarán estudiando sus hábitos desde hace semanas.

Pero, a veces esto no es suficiente. Ahora los ladrones utilizan herramientas técnicas de precisión que antes solo teníamos acceso a ellas los técnicos de seguridad profesionales. Las compran en determinados países de la Europa del Este o vía Internet y con ellas son capaces de abrir unas cerraduras que en España el 80% están obsoletas y son relativamente sencillas de abrir, algo que saben los ‘cacos’ perfectamente.

Ante una situación así, los cerrajeros de seguridad siempre nos basamos en las siguientes máximas: que necesitemos mucho tiempo para poder acceder a una vivienda, y que sea necesario que utilicemos herramientas que hagan mucho ruido como taladros que alerten a los vecinos.

Para ello, tenemos que asegurarnos de que nuestra cerradura cumple con ciertas normas de seguridad. Es recomendable instalar una cerradura que disponga al menos de tres puntos de anclaje al marco de la puerta (superior, inferior y lateral). Las cerraduras con una llave de seguridad con código único en Europa o las cerraduras con cerrojo de control son muy útiles para ausencias prolongadas e incrementan la seguridad.

Pero si la instalación de un sistema de seguridad puede suponer un desembolso excesivo, y más en tiempos de crisis. Mediante la instalación de dos sencillos elementos, como son un escudo de seguridad o un cilindro reforzado, que solo cuestan unos 50 € aproximadamente, podamos incrementar el grado de seguridad de nuestro piso en 15-20 minutos, que es un tiempo suficiente para disuadir a un ladrón. ¿Cómo lo hacemos? Un escudo impide que el ladrón pueda agarrar el cilindro con los alicates y girarlo de izquierda a derecha hasta romperlo, ya que evita que el cilindro sobresalga unos milímetros de la puerta, mientras que el cilindro reforzado lleva una barra de acero en el interior que lo hace más resistente que el convencional.

Recuerde: póngale minutos a su puerta.

 

fuente: http://noticias.pisos.com/opinion/como-dejar-la-vivienda-en-condiciones-seguras-durante-tu-ausencia/